Al aire

Radio universo

92.7 Iquique

92.9 La Serena

93.7 Santiago

102.1 Osorno

99.9 Valdivia

Mundo

La tierna historia del anciano con Alzheimer que creía que los aplausos en cuarentena eran para él

La tierna historia del anciano con Alzheimer que creía que los aplausos en cuarentena eran para él

Durante la cuarentena en España, todos los días a las 20:00 horas desde sus balcones y ventanas la gente aplaudía al personal de salud que luchaba diaramente contra el COVID-19.

Era el momento más feliz del día de Hermann Schreiber, un anciano de la ciudad de Vigo que padece de Alzheimer. Y no era feliz porque se emocionara con el homenaje al personal de salud: sino porque creía que los aplausos eran para él, por el concierto de armónica que daba desde su balcón.

Su cuidadora, Tamara Sayar, contó a la prensa en España que un día el anciano comenzó a tocar armónica justo a las 20:00 horas. Fue entonces que a ella se le ocurrió decirle que la ovación era para él por su concierto. Así, todos los días, Hermann comenzó a tocar desde su balcón y se emocionaba al creer que los vecinos lo aplaudían a rabiar.

Pero no todo fue tan ficticio: apenas los vecinos se enteraron de la historia no solo salieron a las 20:00 horas a aplaudir a los médicos, sino que también a Hermann. Todo esto llegó a los oídos del cineasta Jordi García, que hizo un corto animado de tres minutos basado en Hermann, en el que cambió la armónica de la historia original por un violín.

El anciano sigue tocando armónica, aunque por el fin del confinamiento, ya no recibe aplausos. Pero sí la admiración de todo el mundo. A continuación puedes ver el cortometraje.